Primera parte

La vista de las palmeras desde el rascacielos más alto de Sacramento, tenía en Mitch un efecto relajante. Las últimas vacaciones con Cindy en el Caribe habían ido bien. No solo para trabajar vive el hombre – pensó- qué rabia que precisamente hoy sábado tenga que entregar el artículo. Se terminó de fumar el cigarrillo fuera del edificio y entró en el gigantesco lobby, cubierto de cristal hasta una altura de varios pisos. Como era habitual al final del día, el hombre de siempre pulía el suelo de mármol, esquivando la copia acordonada de la diligencia de Wells, Fargo & Company – U.S.Mail.

El reloj del hotel marcaba las cuatro y veinte. Un hombre y una mujer sentados en la recepción mantenían una conversación que no debía ser muy interesante, ya que no dejaban de bostezar. Mitch apretó el paso para subir al ascensor, cuyas puertas inoxidables estaban a punto de cerrarse. Apretó el botón situado en el centro de un círculo iluminado y entró.
Las puertas automáticas se cerraron silenciosamente y el ascensor empezó a subir rápidamente. Los otros cuatro pasajeros, al igual que Mitch, iban al último piso. Por el camino, en la planta trece, se subió una persona más. En el recuadro digital se iban sucediendo los números de los pisos. Estaban llegando al vigésimo piso cuando oyeron una explosión y sintieron un fuerte temblor. El ascensor se paró bruscamente, se apagó la luz y empezó a sonar la alarma.

Pobierz całe opowiadanie:

0 0 votes
Article Rating
Subskrybuj
Powiadom o
guest
1 Comment
najstarszy
najnowszy oceniany
Inline Feedbacks
View all comments
EstaspRah
EstaspRah
6 miesięcy temu

https://vskamagrav.com/ – kamagra generic viagra soft flavored 100